Junio 05, 2023

En la región de la Orinoquia, la protección, conservación y recuperación de las cuencas y microcuencas hidrográficas es una tarea prioritaria.

Image
El agua es un recurso fundamental para el soporte de la vida y el desarrollo socioeconómico y comercial de una región, por ello su sostenibilidad a largo plazo representa un reto aún mayor.

Para enfrentar este desafío, Corporinoquia ha establecido la clasificación y administración ambiental del territorio alrededor del recurso hídrico, logrando generar la ordenación ambiental de aproximadamente 4 millones de hectáreas en el marco del total de su jurisdicción representada en 10 cuencas hidrográficas de importancia estratégica para la región. Con un enfoque que abarca la disponibilidad del recurso hídrico hasta la identificación de riesgos asociados a su comportamiento hidrológico.

Entre las iniciativas más destacadas de Corporinoquia se encuentra la creación del Observatorio Ambiental. Este ha permitido monitorear el estado, uso y aprovechamiento de los recursos naturales del estero mayor del Lipa en el departamento de Arauca, impactando positivamente en al menos una decena de afluentes importantes de la región. Además, se han realizado estudios hidrogeológicos de acuíferos en Yopal, Maní y Arauca.

La entidad también está trabajando en proyectos para el manejo ambiental de microcuencas como: Quebrada Las Guamas en Hato Corozal, Quebrada La Aguatoca en Yopal y el Caño La Colorada en Monterrey (Casanare). Así mismo, se adelanta la reglamentación de microcuencas como el Caño La Colorada (Casanare) y la Quebrada La Guaza en Choachí, (Cundinamarca).

A la par con lo anterior, se dio lugar a la actualización de la Evaluación Regional de Agua (ERA), como estrategia fundamental para la generación e integración de información sobre el recurso hídrico y su manejo sostenible a nivel regional. Esto es fundamental para entender mejor la situación actual de las cuencas y microcuencas hidrográficas y tomar medidas concretas para su protección y conservación.

Como autoridad ambiental, Corporinoquia reconoce que su labor implica un gran reto social, técnico, administrativo, económico y jurídico para guiar y regular el uso y aprovechamiento de los recursos naturales. Por ello, día a día trabaja para mitigar el impacto del desarrollo en actividades productivas y de subsistencia de las comunidades, buscando siempre el equilibrio entre el desarrollo sostenible y la conservación del medio ambiente. Con estas iniciativas, está demostrando su compromiso con la protección y conservación del agua en la región de la Orinoquía.